lunes, 24 de marzo de 2008

Lagunas del Trampal





  • Cómo llegar (desde madrid):



  • Plano de ruta:





  • Perfil de ruta:




  • Descripción de la ruta:

La ruta transcurre en la provincia de Salamanca, en plena Sierra de Béjar, cerca de la localidad de Candelario y de Béjar.

Accederemos hasta el lugar de aparcamiento llegando desde Candelario y accediendo por la carretera que sube hasta La Plataforma, desde donde pueden divisarse unas increibles vistas.

La ruta comienza con una fuerte ascensión en pendiente en senderos bien marcados a través de piedra suelta de granito. La subida, de unos 2 km aproximadamente, se inicia entre frondosas escobas para cambiar, a mitad de camino, a grandes pastos y vegetación más baja. A partir de ese momento, y justo al cruzar la fuente natural "La goterita" podremos divisar, al fondo, hacia sureste, un gran monolito de piedra. Una vez alcanzado ese punto, la subida se suaviza y comenzaremos a divisar, a mano izquierda, al fondo, Gredos. Un suave caminar, entre grandes piedras de granito, o un gran manto de nieve si la fecha lo permite, nos llevarán hasta El Travieso.

Una vez llegados al Travieso, tendremos una visión perfecta de La Ceja, con El Calvitero presidiendo el lugar. Basta con caminar unos cientos de metros hacia la cara sur para contemplar las lagunas a las que nos dirigimos.

Una vez hayamos comenzado a descender la suave pendiente que transcurre por la cuerda del Calvitero, podremos ver de forma clara cómo comienza a descender, a mano izquierda, un sendero que baja hacia las lagunas. En este descenso hay que tener cuidado con la piedra suelta y, en caso de nieve, con posibles placas de hielo.

Una vez llegamos a la primera de las lagunas, no existe pérdida. Los prados contrastan con el granito que cae por el Canchal de la Ceja.

Una vez visitadas las lagunas, podremos volver por donde vinimos o ascender por una pista abierta hacia lo alto del Canchal, justo antes de llegar a la segunda laguna, y distinguible por ser la zona menos escarpada de la pared. No obstante, la piedra suelta hace complicada la subida.

Una vez hemos llegado a la parte más alta, debemos girar aproximadamente 180º en busca del Calvitero. Una vez que lleguemos a él, tras haber sorteado grandes peñas de granito en una linea en subida, teniendo en todo momento la pared de caída hacia las lagunas a mano derecha, sólo falta volver a descender hacia la cuerda del Calvitero para volver por donde vinimos, camino al Travieso hacia La Plataforma.


En cuanto a la historia de Béjar (fuente, wikipedia):

Los primeros pobladores que habitaron la ciudad fueron los Vetones (400 adC) que ocupaban la parte más al sur de la ciudad, lo que ahora se conoce como La Antigua, y el resto, hasta La Corredera, eran huertas y corrales. A comienzos del siglo primero antes de Cristo, Béjar pasa a manos de los romanos.

Seguir leyendo...



  • En imágenes:




  • Descargar: