domingo, 18 de enero de 2009

Tainas del Llano


  • Cómo llegar (desde madrid):


  • Plano de ruta:




  • Perfil de ruta:


  • Descripción de la ruta:

La ruta transcurre en la provincia de Guadalajara, a pocos kilómetros de Umbralejo, pueblo perteneciente al Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados.

El comienzo de la ruta se encuentra a escasos metros del desvío al "Molino de Umbralejo", alojamiento rural en pleno entorno natural. Justo en ese desvío, podemos dejar el coche en una explanada. Desde este aparcamiento improvisado, y dirigiéndonos hacia "abajo", en busca del puente que cruza el Sorbe, nos encontraremos, a media recta, un camino o pista que se desvía a la derecha.

Tomando esta pista, y caminando cómodamente a lo largo de 1 km aproximadamente, en busca del río Sorbe, llegaremos a una zona donde, según la época del año, podemos encontrarnos la pista por la que caminábamos anegada de agua, debido a las aguas que vierte el Arroyo de Valahuerce del Pueblo. En este caso, y unos metros antes de llegar a la confluencia con este arroyo, veremos como, a mano derecha, se levanta una planicie (seguramente pisada en su acceso), a través de la cual, caminando en perpendicular a dicho arroyo, entre zarzas, podremos cruzarlo gracias a un puentecillo construído con unos viejos troncos y unas losas de pizarra.

Una vez que hemos sobrepasado este arroyo, en dirección suroeste (no confundir el arroyo con el Sorbe), podremos ver ya la pista que continúa a mano derecha, en rápida ascensión en busca de las Tainas. Nosotros seguiremos de frente, dejando esta pista para la vuelta.

Unos metros más adelante, y tras contemplar como las Peñas Rubias dan paso a un barranco que cada vez se empieza a apretar más contra el Sorbe, podremos ver una construcción abandonada, que bien podría ser un antiguo molino, y que debemos rodear para continuar cerca del río Sorbe, por su margen derecha.

A partir de aquí la senda se confunde de cuando en cuando con sobrantes del río, zarzas espesas y hoyos a la sombra de la umbría.

En algo menos de dos kilómetros, y tras caminar un rato por una ladera que se elevaba tímidamente, como queriéndose separar del río, nos encontraremos con la segunda sorpresa, esta vez más gratificante, de la ruta. En este punto las aguas saltan entre la negra pizarra, entre juncos, zarzas y pequeñas encinas?? El lugar guarda más encanto si, además, las bajas temperaturas nos muestran unas cascadas parcialmente heladas. No es difícil si nos acercamos en un día cualquiera de invierno, pues los rayos del sol en esa época no llegan con facilidad a esta zona del río conocida como "El Rincón".

Y justo en este punto, cuando el río gire a mano izquierda, para bordear la loma que sube hasta las mismas Tainas del Llano, podremos optar por ascender directamente, en línea recta, hasta las majadas o cobertizos allí abandonados, o continuar por la senda hasta llegar al "Puente de la Huerce", cuya pista atraviesa las construcciones mencionadas.

Hay que decir que si optamos por cruzar directamente el bosque, debemos tener buen sentido de la orientación, y que, si vamos en grupo, no conviene separarse demasiado, pues corremos el riesgo de entrar en un pequeño estado de confusión, (¿se habrán perdido los otros?, ¿seguimos hasta las Tainas, o volvemos al coche?, ¿estarán bien los otros?), debido a la homogeneidad del bosque, y al ruido constante del río. Siempre viene bien tener este tipo de circunstancias en cuenta, y tener un plan de actuación en caso de que suceda - XD -.

Una vez arriba podremos contemplar el grupo de cobertizos, y viviendas que, antaño, los pastores utilizaban como resguardo del ganado, como parideras, o como vivienda habitual. Hay que decir que este tipo de construcciones ha sido origen de algunos pueblos como Majelrayo o Roblelacasa.

La vuelta a casa la podemos realizar por la pista que desciende en dirección este, en busca del vallezuelo que dibuja un pequeño arroyo, y que nos dejará en el punto donde el agua anegaba el camino al principio de la ruta.

  • Sobre las Tainas (fuente wikipedia):
Una taina, tenada o tinada es una construcción arquitectónica principalmente propia de la sierra de Ayllón (entre las provincias de Segovia y Guadalajara), y de otras sierras limítrofes a ésta y a las provincias de Madrid y Soria, que sirve como parideras y como cobertizo o majada para el ganado en las zonas de alta montaña. Pueden encontrarse aisladas en la montaña o agrupadas formando las teinadas, dentro de los pueblos o alejados de éstos. En algunas ocasiones, las tainas llevan adheridas una vivienda e, incluso, las teinadas han llegado a ser origen de pueblos, como es el caso de Majaelrayo o Roblelacasa, por ejemplo, en la falda oeste del pico Ocejón. Seguir leyendo...

  • En imágenes:




  • Descargar:

2 comentarios:

Abraham dijo...

Interesante ruta. Precisamente la tengo hace tiempo en el punto de mira para hacerla un día de estos. Tenía planeado salir desde La Huerce, visitar las taínas, y luego remontar el Sorbe hasta un paraje conocido como "la junta de los ríos", que al parecer es un pequeño paraíso.

Un saludo.

kayak dijo...

Sí Abraham, la verdad que está muy bien esa zona. Es un lujo poder caminar todavía por bosques de esta espesura, y encontrar esos parajes que se resisten a desaparecer como son las tainas.
Espero poder ver tus impresiones por tu página.

Saludos.