domingo, 8 de febrero de 2009

Lagunas de Puebla Beleña


  • Cómo llegar (desde madrid):


  • Plano de ruta:




  • Antecedentes

Este invierno, por suerte, ha sido lluvioso. Semanas de intensas nevadas en las diferentes cordilleras montañosas, y días pasados por agua (o, incluso, nieve), en las ciudades.

Tras el período de exámenes que cada año nos mantiene atados, irremediablemente, a los libros, se nos vienen las ganas de escapar y dejar de lado, por un momento, toda la tensión que muchas veces provoca esta vida nuestra que llevamos.

Sin embargo, ese período de evaluaciones todavía no había llegado a su fin. Yo podía sentirme afortunado al haber terminado pronto. Pero los demás compañeros de faena todavía seguían atados (bueno, todos no, hay uno que ya disfrutaba del tiempo libre allá en Gales, y que pronto se iría una semana a recorrer aquellas tierras, ¿veremos algo aquí?).

Ese sentimiento de culpa por haber acabado tan pronto rondaba por mi cabeza, así que busqué algún lugar interesante de los que alguna vez había visto de pasada cuando iba en bici. Me vinieron entonces a la mente las Lagunas de Puebla de Beleña.

  • Lagunas de Puebla de Beleña.

El acceso hasta las Lagunas se encuentra justo en el cruce entre la CM-1001 (por la que probablemente nos acercaremos) y la carretera que baja hasta Robledillo de Mohernando, y que está próximo al pueblo (Puebla de Beleña).

Justo en la entrada se habilita una zona de aparcamiento, donde, obligatoriamente, debemos dejar el vehículo. A partir de aquí, y siguiendo las indicaciones que en un cartel se muestran, nos acercaremos a través de una pista rodada hasta la primera de las Lagunas, girando previamente a mano izquierda, en el primer cruce de caminos.

Llegaremos en breve hasta la laguna, donde se sitúa un observatorio de aves, donde se explica, en su exterior e interior, el propósito del mismo, el hábitat que se observa, la importancia de las lagunas en el viaje migratorio de las aves que por allí pasan, así como las diferentes especies de aves que se pueden observar.

Resulta interesante acceder al observatorio (siempre respetando cualquier lugar al que nos acerquemos, dejándolo tal como estaba, o mejor si podemos). Dentro se habilitan unas trampillas de observación que, junto con los bancos para sentarse, nos permitirán observar y fotografiar las aves que pudieran encontrarse por los alrededores (lástima que no tuviera en ese momento un 200mm...).

Se puede rodear la laguna y volver por donde habíamos accedido, para acercarnos ahora a la Laguna Chica, cerca de la primera, hacia el norte, algo más estirada, también dispone de observatorio para aves.

Sin duda, es un enclave que merece la pena conocer, por su importancia y por su belleza.



Complejo lagunar integrado por la Laguna Grande, la Laguna Chica y pequeñas charcas. Se trata de lagunas estacionales, endorreicas, muy someras (80 cm. De profundidad máxima), de aguas dulces con escasos nutrientes.

Las Lagunas Puebla de Beleña tienen importancia, a nivel nacional, como zona de paso primaveral y concentración migratoria de grullas y aves acuáticas, así como para otros grupos faunísticos.

Su carácter estacional condiciona la existencia de una flora singular y comunidades vegetales de gran valor.


  • En imágenes:




  • Descargar: